Historia

Origenes de Capileira


La historia de Capileira arranca en la época de los Godos.

"Su fundación es antiquísima, de tiempo de los godos". Así lo manifestaba el investigador Henríquez de Jorquera.

Antonio Nevot Robles, estudioso nacido en el lugar, nos confirma lo expuesto por el anterior, ya que los topónimos de la zona tienen un origen latino. Así, Capileira derivaría del vocablo latino capillaris-e = cabecera, o cabellera, es decir, lo más alto del Barranco. Se trata además de la población más cercana a las altas cumbres. Se podría decir que estamos en la "Puerta de Sierra Nevada" por su ladera meridional.

Bubión de "Bovis" = tierra de bueyes; Pampaneira de pampinus = tierra de pámpanos; Poqueira del adjetivo porcarius.a-um, derivado del sustantivo porcaporcae, que significa "surco que se abre entre las tierras para que despidan el agua, es decir, barranco. Es frecuente referirse a estas localidades como "los pueblos del barranco".

Su situación, y su altitud de casi mil quinientos metros sobre el nivel del mar, nos ofrece la mejor de las vistas del Barranco desde los distintos miradores que posee, y concretamente desde las Eras de Aldeire desde donde se pueden contemplar, hacia el norte del Barranco, las cumbres del Mulhacén y el Veleta, único lugar de la zona desde el que se puede disfrutar de tan magnífica panorámica.

También se encuentran aquí los puntos de inicio de distintas rutas de senderismo.

Otro de sus atractivos más singulares es su arquitectura de origen Bereber, antiguos pueblos de las montañas del norte de África, qué después de estas incursiones a través del estrecho fueron dejando sus influencias. Aunque los orígenes de la comarca datan de Fenicios, Romanos y Visigodos, los que más herencia dejaron fueron los Árabes, arquitectura, sistemas de riegos, agricultura y raíces linguísticas, aportación de una cultura de setecientos años de estancia en la Península.